Camillas de masaje

Camillas de masaje

Aparte de tus manos y de la formación que has recibido, una camilla de masaje es la principal herramienta con la que debes contar para tu práctica clínica tanto en algún centro asistencial como a domicilio. La mayoría de los fabricantes ofrecen un modelo básico al que se le pueden agregar diversos accesorios, sin embargo también existen camillas...

Aparte de tus manos y de la formación que has recibido, una camilla de masaje es la principal herramienta con la que debes contar para tu práctica clínica tanto en algún centro asistencial como a domicilio. La mayoría de los fabricantes ofrecen un modelo básico al que se le pueden agregar diversos accesorios, sin embargo también existen camillas de masajes con características especiales.

Características de las camillas de masaje

Entre las características de las camillas de masaje encontramos el tamaño, la altura, el peso, los materiales, el peso que soporta, el acolchado y la tapicería. A continuación detallamos cada una de estas características de las camillas de masaje:

  • Tamaño: la camilla de masaje debe ser lo suficientemente ancha como para acomodar una amplia gama de clientes, pero lo suficientemente estrecha como para garantizar un buen posicionamiento del terapeuta; como regla general, las opciones más populares y ergonómicas son las de anchura de 70 cm y 76 cm. La longitud de la camilla de masaje también es importante, la longitud estándar es 185 cm, y si además se le agrega una plataforma facial se añadirán unos 20 cm a la misma.

  • Altura: hoy en día, casi todas las camillas de masaje (exceptuando las fijas) vienen con patas de altura regulable o con un sistema hidráulico o eléctrico que te permitirá variar la altura de la camilla. Lo ideal es que podamos regular la altura de la camilla de masaje entre 60 y 83 cm para dar cabida a los diferentes tamaños de los pacientes y terapeutas y para poder atender cómodamente diversas patologías.

  • Peso: el peso de las camillas portátiles suele oscilar entre 12 y 21 kg; para las visitas domiciliarias se recomienda adquirir una camilla que pese entre 12 y 14 kg, en cambio si la camilla portátil va a permanecer dentro del consultorio la mayoría del tiempo cualquier camilla de hasta 21 kg suele estar bien para que en caso de necesitar moverla puedas hacerlo fácilmente. Las camillas de masaje fijas, eléctricas e hidráulicas suelen ser mucho más pesadas que las plegables.

  • Materiales: las más comunes son las de madera y aluminio, aunque ambos materiales tienen sus pros y sus contras. Las camillas plegables de aluminio suelen ser más ligeras y duraderas que las de madera, pero éstas últimas suelen ser las preferidas cuando se trata de estética.

  • Peso que soportan: en promedio las camillas de masaje suelen soportar pesos de 200 kg. Sin embargo, para garantizar la durabilidad de la camilla, al momento de un cambio de posición debemos indicarle al paciente cómo hacerlo correctamente para que su peso corporal se distribuya uniformemente en toda la camilla.

  • Acolchado: es importante tanto para la comodidad del paciente como para el desgaste y apariencia a largo plazo de la camilla. Cuanto mayor sea la densidad del acolchado menor será la probabilidad de hundirse o aplanarse. El espesor estándar del acolchado es de 5 cm, para saber si estás comprando un acolchado de alta densidad puedes presionar la espuma y, si tarda demasiado en volver a su consistencia original, entonces no puede ser espuma de alta densidad.

  • Tapicería: suele ser de cuero sintético, que es resistente, duradero, a prueba de agua y aceite y se puede limpiar con mucha facilidad. El cuero sintético de poliuretano es muy suave pero fuerte a la vez y se siente muy agradable contra la piel desnuda, sin embargo, no es resistente al agua ni al aceite.

Variantes y opciones de las camillas de masaje

Aquí se describen las variantes y elementos opcionales de las camillas de masaje que encontrarás en nuestra tienda.

  • Hidráulicas: la altura de la camilla puede regularse manualmente mediante palancas, lo que resulta funcional tanto para el paciente, que podrá subirse y bajarse de la camilla con mayor facilidad, como para el terapeuta, que podrá ajustar la altura a su conveniencia dependiendo del tipo de tratamiento que vaya a realizar.

  • Eléctricas: se pueden elevar y bajar con sólo pulsar un botón haciendo que el ajuste de la altura sea fácil y rápido.

  • Plegables de madera: tienden a ser más pesadas y costosas que las camillas plegables metálicas, sin embargo, son más fuertes y estéticamente más agradables.

  • Plegables metálicas: son más livianas pero generalmente no llegan a tener la misma durabilidad que las camillas plegables de madera.

  • Fijas de madera: son camillas un poco más sólidas que las metálicas, sin embargo esto le añade bastante peso a la misma. Suelen preferirse cuando se le otorga gran importancia a la estética.

  • Fijas metálicas: suelen ser más duraderas que las camillas fijas de madera. Las patas y el panel suelen ser de materiales metálicos y la tapicería de cuero sintético.

  • De 1 cuerpo: generalmente son las camillas más básicas y económicas, ya que no se les puede regular el respaldo ni, en la mayoría de casos, tampoco la altura.

  • De 2 cuerpos: son camillas que te permiten regular la inclinación del respaldo para poder adaptarlo al paciente, a la patología o al tratamiento que se vaya a realizar.

  • De 3 cuerpos: al contar con dos extremos regulables puedes posicionar al paciente casi que en cualquier posición, de acuerdo a sus necesidades.

  • De Bobath - Tratamientos neurológicos: están diseñadas para la rehabilitación de pacientes diagnosticados con diversas afecciones neurológicas. Son anchas para permitir que el paciente realice sus ejercicios cómodamente sin miedo de caerse.

  • De osteopatía: son camillas especializadas que facilitan el posicionamiento del paciente tanto para su comodidad como para que el terapeuta realice las manipulaciones y ajustes más fácilmente.
Menos
Más
Mostrando 1 - 24 de 280 productos
Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.